En un libro escrito en las trincheras de la Primera Guerra Mundial, su autor dice: “Los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo”. Se podría agregar un adjetivo como “cinematográfico” al lado del sustantivo “lenguaje” y la definición de Wittgenstein sería perfecta para orientar el objetivo de un festival de cine: poner a consideración distintas películas que puedan transgredir el límite de un mundo.

En Cosquín se organiza otro festival, el cual tiene la misión de cobijar los sonidos de la tierra en la que vivimos. En el folclore se repasa una tradición (artística) que ha nacido entre nosotros y se afirma una característica de ese misterioso fenómeno permanente que llamamos identidad.

Ambos festivales se necesitan, pues la relación entre lo conocido y lo desconocido, lo cercano y lo lejano, constituye el acicate para que cualquiera de nosotros pueda ampliar sus horizontes y pensar lo propio en tensión creativa con lo ajeno. El cine no es otra cosa que un noble estímulo para que lleguemos a ser algo más de lo que somos; una desconocida forma de vida se enciende frente a los ojos, y entonces el mundo puede ser otro.

Roger Koza

Director artístico

Un faro de cultura nacional

Por Ralph Haiek Presidente del INCAA

Es imposible no asociar a la ciudad de Cosquín con la cultura. Sus festivales de folklore y de rock han instalado para siempre en sus sierras el color de lo popular. De Mercedes Sosa a Charly García, por sus escenarios pasaron muchos de los grandes exponentes de nuestra cultura. El Festival Internacional de Cine Independiente de Cosquín (FCIC) lleva esa misma vocación por promover la cultura y esta octava edición lo consolida como un faro para los amantes del cine.

Atraer la mirada de nuevos públicos, que nuestro cine y también el mejor del mundo lleguen a cada rincón del país, es uno de los ejes del trabajo que hacemos desde el Instituto de Cine Nacional (INCAA). Que Cosquín tenga un festival de estas características, con una dirección artística de prestigio y una selección de películas independientes que pueda ser disfrutada por los cinéfilos de la región también es parte de eso que queremos fomentar. Aplaudimos con ustedes esta nueva aventura del FCIC. ¡Qué comience la función!